Aplicación Móvil SOHO.COM.CO

Compartir:

Todo lo que debe saber de los relojes (sin gastar mucho tiempo)

¿Por qué hay relojes que cuestan más de un millón de dólares? ¿Cómo escoger un reloj y no quedar como un lobo? SoHo consultó a varios expertos en el tema para resolver todas las dudas que usted pueda tener sobre el mundo relojero.

¿Por qué Suiza es el principal productor de relojes y no otro país del mundo?
Así como con los chocolates, en Suiza están los duros en fabricar relojes. Pero no fueron ellos los pioneros: desde antes, los italianos, alemanes, franceses e ingleses ya experimentaban en el tema. La relojería solo llega a Suiza con la migración de refugiados hugonotes que huyeron de la persecución católica en Francia en el siglo XIV. Estos señores ya tenían la tradición de hacer relojes, y encontraron en los suizos una perfecta mano de obra, pues se dedicaban a la orfebrería en época de invierno cuando las actividades al aire libre eran imposibles por la nieve. Así empezaron a desarrollar un estilo tradicional que terminó desplazando del primer puesto a otros países, porque aunque no se lo inventaron sí lo perfeccionaron.??¿Cuál fue el primer reloj de la historia

¿Quién lo inventó?
La historia no es muy clara al dar un nombre a quien atribuirle esta invención, así que no le crea a internet cuando le empiece a botar nombres. Lo que sí se sabe es que el primer reloj era de refracción solar, es decir, que medía el tiempo durante el día con base en el movimiento del Sol, donde la sombra que generaba sobre la Tierra permitía establecer qué momento del día era. Se estima que fue inventado en el 600 a. C. Así mismo, nació la necesidad de controlar el transcurso del tiempo durante la noche y aparecieron los relojes de arena, la clepsidra (reloj de agua) y el de fuego, que funcionaban por el agotamiento gradual del material del que estaban hechos.

¿Cuándo aparece el reloj de pulso?
Esta invención tiene una historia ‘real’. Al joyero francés Marie-Étienne Nitot se le atribuye la creación del primer reloj de pulsera en 1806. Por encargo de la emperatriz Josefina de Beauharnais, esposa de Napoleón Bonaparte, hizo dos brazaletes (uno para cada muñeca) como regalo de bodas para Amalia Augusta, hija de Maximilano I, quien se casaría con su hijo Eugène de Beauharnais. Estas piezas fueron de pleno uso femenino hasta la Guerra de Boer en Sudáfrica (1899-1902), donde estos artefactos fueron útiles para que los soldados consultaran la hora con inmediatez sin perder tiempo intentando sacarlo del bolsillo.

¿Por qué se habla de que un reloj es una pieza de lujo? ¿Por el precio? ¿La marca? ¿Los materiales?
Aunque todo eso importa, lo que realmente hace la diferencia es su manufactura y las horas que un relojero dedica a su elaboración. Por manufactura entiéndase le hechura a mano de un reloj. Un relojero puede emplear hasta mil horas de trabajo en el tallaje de una sola pieza, muy diferente a lo que pasa con la producción masiva que se hace en fábricas con ayuda de maquinaria. Por eso, la próxima vez que vea la leyenda Swiss made en un reloj no se le olvide que detrás estuvo un señor en Suiza moldeando pulso a pulso cada uno de sus detalles.

¿Cuánto tiempo se va en hacer un reloj desde su pieza más pequeña?
Después de que el equipo creativo de una marca inventa los modelos y conceptos de una nueva colección, es decir, el diseño de los nuevos relojes, llega la tarea más dura: la producción. Esta demora en promedio un año, tiempo durante el cual cada pieza es tallada y ensamblada a mano por un relojero experto antes de llegar a la vitrina de una relojería. Sin embargo, hay otros que pueden tomar hasta dos años, porque pasan por procesos de control de calidad rigurosos. Un ejemplo es el del Omega Speedmaster, que fue sometido por la NASA durante 48 horas a 71 ºC y luego a 30 minutos a 93 ºC, y tras resistirlo todo, se convirtió en reloj oficial de esta agencia espacial.

¿Qué quiere decir alta relojería? ¿Existe baja y media relojería?
No existe la baja y media relojería para calificar a un fabricante de relojes, pero sí se habla de alta relojería, porque es el nivel más alto —valga la redundancia— al que puede aspirar una casa relojera. Alta relojería quiere decir que cada pieza es hecha a mano por grandes maestros relojeros y que esas mismas piezas tienen funciones adicionales a simplemente indicar horas, minutos y segundos. Por ejemplo, piezas que pueden resistir grandes temperaturas y presiones de hasta 4000 metros de profundidad sin sufrir daño alguno. También implica el uso de materiales de primera que no tienen que ser necesariamente oro o diamantes, y también la capacidad de hacer piezas que duren para siempre.

¿Por qué los relojeros hablan de las “complicaciones” de un reloj?

No crea que por llevar el título de ‘Gran complicación’, un reloj tiene un sistema tan enredado que requiere de Código Morse para leer la hora. No. Las complicaciones son funciones adicionales que se le añaden al reloj y por eso estas máquinas hoy hacen mucho más que dar la hora.  Un reloj con muchas “complicaciones”, al contrario, facilita todo: tiene al menos cuatro funciones diferentes, como el calendario perpetuo, el tourbillon, el cronógrafo y la hora universal. Nada más imagine que debe llamar a su socio de negocios en Japón a las 7:00 a.m. Solo bastará con mirar el reloj para saber que desde Bogotá debe marcar a las 9:00 p.m., para hacer su llamada puntual.

¿Y qué es un tourbillon?
Es el rey de las complicaciones, y fabricar uno puede demorar hasta seis meses. Lo inventó el relojero Abraham-Louis Breguet y fue patentado en 1801. Tiene la gran tarea de hacer que el reloj sea preciso a pesar de que su dueño lo someta a cuanto movimiento se le antoje. Es una especie de jaula que guarda el volante y el escape, los dos componentes que regulan la marcha del reloj, para que giren sobre su propio eje, y evitan que la hora, los minutos y los segundos se descuadren por más sacudidas que le dé al reloj.

¿Y qué es un cronógrafo?
Es quizá la complicación más conocida y usada, sobre todo, por los deportistas, a los que tanto les gusta romper marcas, porque tiene la función de contar el tiempo. Puede registrar con precisión de centésimas de segundo, décimas de segundo, segundos, minutos y horas. La tecnología en este aspecto es tan avanzada que hoy ya se encuentran relojes como el Monaco Sixty Nine de TAG Heuer, que tiene un cronógrafo digital con una precisión en milésimas de segundo.

¿Una complicación mayor hace más caro un reloj?
Aunque sí puede aumentar el valor del reloj, no significa que sea el único factor que lo haga más caro o más barato. También pesan los materiales, que pueden ir del simple plástico hasta los más costosos y resistentes como el oro, la cerámica y el titanio, tan usados hoy por Hublot, el gran revolucionario de los materiales. Los años que lleva una marca haciendo relojes como Vacheron Constantine, que comenzó en 1775, importa y mucho, pues habla de una tradición que supera el siglo de vida y sigue vigente. Esto tiene todo que ver con la manufactura: no hay nada más gratificante para un comprador de un reloj que saber que se lleva una pieza hecha a mano por los que saben.

¿Quiénes son los relojeros? ¿Hay acaso una carrera que se llame Relojería?
El relojero es casi que la estrella de las grandes marcas. Arma, desarma y soluciona cualquier problema de la maquinaria de un reloj para que funcione sin contratiempos. En Suiza, Estados Unidos, Hong Kong, Alemania, Francia y muchos otros países existen escuelas para aprender relojería como The Nicolas G. Hayek Watchmaking School y el Institute of Swiss Watchmaking, que tienen sedes en diferentes partes del mundo.

Así como en arte hay artistas más reconocidos que otros, ¿hay relojeros más famosos que otros? ¿Quiénes son?
Sí. Para llegar a ser un gran relojero maestro de marcas prestigiosas como Patek Philippe, Audemars Piguet, Hublot y Zenith, que equivalen en marcas de carros a Rolls-Royce, Ferrari, Maserati, Jaguar y Mercedes Benz, se necesitan en promedio 30 años de formación. Esta maestría generalmente se hereda de padre a hijo, como se hace en la tradición suiza, y la certifica una casa de relojes de lujo. Generalmente, los nombres de estos maestros son el secreto mejor guardado, y por eso no existe un título mundial del mejor relojero del mundo que se celebre cada año como los reinados. Lo que sí se conoce es el nombre del último gran gurú de la relojería hoy. Se trata de Jean-Claude Biver, CEO de Hublot, el alquimista de la metalurgia que se atrevió un día a hacer relojes con fibra de carbono y revolucionó este arte.

¿Existe en Colombia un relojero máster?
Sí, se llama Jorge Hernán Galindo y es el único relojero máster certificado por Omega en toda Suramérica. Se puede decir que es de los pocos que conocen de cerca el gusto del presidente Juan Manuel Santos, pues en más de una ocasión le ha llegado su reloj para mantenimiento.

¿Por qué un reloj puede costar 30.000 dólares o más?
Por la marca y la tecnología usada para elaborarlo. También por el tiempo empleado para hacerlo, las complicaciones y los elementos de joyería, piedras o metales como el oro, del que están hechos. Por ejemplo, en la pasada Feria de Basilea, la más importante del mundo sobre relojes, Hublot presentó el Hublot Big Bang Tourbillon de 1282 diamantes. Esta sola pieza tuvo 14 meses de elaboración, y quien lo quiera debe sacar del bolsillo cinco millones de dólares.

Cuando dicen que un reloj tiene rubíes, zafiros y otras piedras preciosas, ¿es porque están hechos con esas piedras?
En principio, las piedras preciosas como los rubíes y los zafiros fueron usadas en la alta relojería no solo por decoración, pues descubrieron que prevenía el desgaste de sus piezas. Sin embargo, con el avance de la tecnología se pudieron crear estas mismas piedras en materiales sintéticos y son las que generalmente tienen los relojes que se fabrican hoy. Así que la próxima vez que lea en las especificaciones de un reloj que tiene ocho rubíes o 20 zafiros, no dé por sentado que son piedras preciosas. Pero hay excepciones, todavía se hacen colecciones con piedras reales y estas cuentan con una certificación que asegura que lo que lleva es lo que dice la etiqueta.

¿Quién es el coleccionista de relojes más importante del mundo? ¿Cuántos tiene?

Existen muchas teorías: algunos dicen que es un alemán, mientras otros afirman que en Estados Unidos está la colección más grande del mundo. Hay colecciones de relojes avaluadas hasta en 25 millones de dólares. Aunque no se trata de revelar nombres, lo que sí se puede decir es que actualmente, en Colombia, hay varios coleccionistas, con 100 relojes o más de la llamada alta relojería.



Si uno nunca ha comprado un reloj, ¿cuáles son las cinco cosas que debe tener en cuenta para comprar el primero?
Hoy en día, en el caso de los hombres, el reloj es el accesorio masculino más importante y quizás el único permitido, al menos en personalidades clásicas. Por eso, es una buena inversión tener un reloj que hable muy bien de quien lo porta: de sus gustos, de su personalidad, de su situación financiera y hasta de su forma de ser. Tenga en cuenta la estética, la sobriedad para que sea un complemento de su atuendo y no al revés. También la marca cuenta; un nombre con años de trabajo en este negocio le garantiza una pieza de por vida y con mantenimiento constante. Y si es Swiss made, mucho mejor: esta legendaria firmita dice de entrada que lo que compra fue hecho a mano y no por una máquina.

¿Se cotiza un reloj con el tiempo?
Sí, pero no todas la marcas ni todos los modelos. Son clave los materiales con los que está elaborado y saber si es una edición limitada, que son las que más valen. Un Rolex o un Breguet, por ejemplo, pueden aumentar su valor hasta en un 15 % en un año. Por eso, no es de extrañar que hoy exista un fondo de inversión exclusivo para relojes llamado Precious Time, que opera en Londres. Y es que a largo plazo, un reloj puede dar rentabilidad si se somete a subasta como lo hizo en 2008 la casa de subastas Sotheby’s con un Patek Philippe Sky Moon Tourbillon, comprado en Hong Kong por 1,49 millones de dólares.  

Si uno tiene un reloj de 20.000 dólares, ¿es muy lobo que la ropa que uno lleve puesta no pase de 200 dólares?
Es cuestión de estilo y gusto. Unos jeans de 100 dólares o unos de 2000 dólares no lo hacen más o menos lobo. En cambio, hay que tener en cuenta que el reloj es la única joya que un hombre puede lucir y debe saber escogerla. De hecho, combinan muy bien unos jeans con una muñeca que porte un Audemars Piguet o un Hublot de más de 20.000 dólares, porque su ADN es más casual. En cambio, un Patek Philippe o un Zenith requerirían de una pinta más formal, como mínimo de corbata, porque son piezas que se caracterizan por ser clásicas.

¿Qué es el tiempo GMT? ¿Por qué fue declarado como la medición de tiempo mundial?
El Greenwich Mean Time o Greenwich Meridian Time (GMT) es el tiempo mundial que se mide partiendo desde el meridiano 0, ubicado cerca de Londres. Esto permite marcar la diferencia horaria de los países y, por supuesto, es lo que da la precisión con la que se mide la hora de los relojes. La medición se hace en el Observatorio Real de Greenwich.

En Colombia hay mucho mercado chimbo de relojes. ¿Hay tips generales para reconocer uno chiviado?
Tal vez le suene obvio, pero por si acaso —uno nunca sabe— es mejor que sepa que los relojes que usted consigue en la calle son solo de tres fuentes posibles: chiviados, robados o contrabandeados. La originalidad de un reloj se la asegura el lugar donde usted lo está comprando. Por eso debe hacerlo en los lugares autorizados por las marcas. Glauser, Sterling Joyeros, Bauer, Time Square y La Hora, en Bogotá; Le Sentier y Radri, en Cali, y Joyería Intercontinental, en Medellín, son los sitios donde usted puede ir a la fija en Colombia. Además de poder mostrar su originalidad, también le dan al comprador la garantía de venta y la de tener un mantenimiento permanente.

¿Cada cuánto debe revisar uno su reloj y dónde se puede hacer mantenimiento en Colombia?

Todas las marcas sugieren que sea a los tres años de compra. Para que no esté arrepentido por los resultados, es mejor hacerlo en un taller autorizado y no en uno de barrio que le cobre más barato. En Colombia, si compra un reloj de una casa relojera reconocida, encontrará representación y un mantenimiento seguro.

¿Los relojes se aseguran? ¿Qué pasa si a uno se lo roban?
Si es una pieza de colección, sí se puede asegurar. Hay marcas que solo sacan un número pequeño de piezas del mismo modelo y por eso es bueno asegurarlas. Pero el valor del seguro depende de lo que usted arregle con la aseguradora. En cuanto al reloj, se puede realizar un seguimiento a través de su número de serie y registro del comprador. Con estos datos es más probable que usted lo recupere si llega a manos de una joyería seria que esté al tanto del reporte del robo, pero es una remota posibilidad, porque los ladrones se mueven en el mercado negro.

¿Cuáles son los países que más consumen relojes? ¿Cómo está Colombia en ese ranking?
Hong Kong manda la parada, y la compra por subastas ya supera los diez millones de dólares. En cuanto a Latinoamérica, Colombia está en el quinto lugar en el mercado después de México, Brasil, Argentina y Venezuela.

¿Por qué las casas relojeras tienen embajadores? ¿Quiénes son? ¿Cómo los escogen?

No solo los países pueden darse el lujo de tener embajadores. Las casas relojeras echan mano de los más destacados y famosos del cine, el deporte, el arte y otras áreas. Los tienen por el simple hecho de que son figuras mundiales reconocidas que quieren que identifiquen con su marca. Algunos ejemplos: los actores George Clooney y Daniel Craig, el actual James Bond, son embajadores de Omega; y Novak Djokovic y Leo Messi lo son de Audemars Piguet.

¿Por qué Maradona lleva dos relojes idénticos, uno en cada muñeca?
Diego Armando Maradona es el embajador de Hublot, y cuando le preguntaron alguna vez por qué en la derecha y en la izquierda llevaba el mismo reloj, respondió que detrás de cada uno tiene grabados el nombre y la cara de sus dos hijas.

¿Colombia tiene embajadores?
Sí. El motocrosista Sebastián Mejía lo es de Tissot; el golfista Camilo Villegas, de Rolex.

¿Cuántos relojes debería tener uno?
Bruno Duchene, el mánager de Jaeger-LeCoultre para América Latina y el Caribe, dice que un hombre debe tener al menos tres relojes. El primero, deportivo, con una pulsera de caucho, ideal no solo para hacer deporte sino para dedicarse a otras actividades, en un día que no necesite ir a la oficina. El segundo debe ser clásico, pensado para el día a día, de pulsera de acero y con funciones de calendario y alarma, muy útiles para trabajar. El tercero debe ser de diseño, más lujoso, y que le permita disfrutar del placer de tener una pieza única.

Si uno solo quiere tener un único reloj, ¿cuál debe ser?, ¿qué características debe tener?
Escoja un reloj mecánico que siempre se pueda reparar. Es ideal que el pulso sea metálico porque, a diferencia de los de cuero, nunca se tiene que cambiar. También es importante que tenga corona de rosca, eso quiere decir que es resistente y puede aguantar una caída en el agua sin que esta se filtre. Otro punto fundamental son las funciones: que tenga cronógrafo y calendario lo vuelve más útil.

PUBLICIDAD

Artículos relacionados

Secciones

INICIO
MUJERES SOHO
ZONA CRÓNICA
VERSUS
EDICIÓN IMPRESA

Buscador SOHO

BUSCAR:

Nuestras Publicaciones

www.Semana.com www.Soho.com.co www.dinero.com www.jetset.com.co www.planb.com.co www.FinanzasPersonales.com.co www.fucsia.co www.tienda.fucsia.co www.blog.com.co www.revistaarcadia.com www.5000Empresas.com sostenibilidad.semana.com www.forossemana.com www.fundacionsemana.com www.publicacionessemana.com www.tienda.soho.co

Ir a Soho.com.com

 

Condiciones de uso